El voluntariado en las Asociaciones de Bomberos

Como casi todos los niños, en su momento soñé con convertirme en bombero, sueño que hoy afortunadamente, también pueden compartir las niñas.
Esta circunstancia que permite a las mujeres realizar su vocación en esta noble profesión, hubo otros cambios significativos.
Estos cambios se han producido básicamente por el desarrollo tecnológico que la sociedad ha alcanzado y el aumento de la densidad poblacional.

 

Estas causas han llevado a los cuerpos activos, (que es como se denomina al conjunto de bomberos que actúan en las situaciones contra los siniestros), han debido adquirir capacitaciones y especialidades que los llevan a un alto nivel de profesionalismo.
En el caso del desarrollo tecnológico, los nuevos materiales que la industria a introducido en la vida cotidiana, sufren al descomponerse por acción del fuego, o al derramarse o mezclarse con otros materiales, reacciones que implican respuestas muy específicas para neutralizar sus aspectos nocivos sobre la salud y la propiedad de los vecinos.


Del mismo modo, la densidad poblacional, permite que cualquier evento desafortunado, se vea potenciado propagándose rápidamente en las adyacencias.
Esta profesionalización a la que se ha arribado,  significa que cada bombero voluntario, ha debido tomar cursos para capacitarse y especializarse, más allá del tiempo que le debe dedicar a cumplir con las guardias que el sistema le exige, quedando lejos, el concepto del antiguo bombero voluntario, que acudía al cuartel al llamado de la sirena convocante, y que básicamente iba a combatir el fuego con hachas y agua.
Sin embargo, el sistema bomberil, no ha cambiado gran cosa en lo que se refiere a la constitución de los cuarteles de Bomberos Voluntarios.
Los mismos se componen de un Cuerpo Activo, y de una Comisión Directiva elegida por los socios. Esta Comisión se ocupa de conseguir edificios, autobombas y los elementos necesarios para cumplir con la misión propuesta.
Asimismo se preocupa de obtener los fondos necesarios para la adquisición de los elementos requeridos, ya sea a través del aporte de los socios, venta de rifas, solicitud de subsidios a los municipios, a la Provincia, a la Nación, y cualquier donación o contribución que la sociedad le brinde.

Es entonces válido recalcar la importancia de la participación, ya que no alcanza con los voluntarios que actúan en la emergencia, sino también  lograr  protagonismo a partir de asociarse, a fin de  integrar las Comisiones Directivas.


Leandro Ballone

Agenda Cultural
Howard Johonson
Registro Nacional de Chicos Extraviados

Cámara Empresaria de Vicente López
Lanús Municipio
La Posada de Qenti. Medical SPA & Resort

Actualice su flash

Actualice su flash
Sitio desarrollado por Promomarca. © Todos los derechos reservados. ENERO mmxi